LEYES.com.py - Legislación para todos

Acceso a Miembros

Registrate Olvide mi clave!.

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 115/01

“EMPRESA DE TURISMO Y TRANSPORTE CABAÑAS S.A. C/ MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES”.

En la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción, Capital de la República del Paraguay, a los días cinco del mes de diciembre del año dos mil uno, estando presentes los Excmos. Señores Miembros del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, primera sala, Oscar Augusto Paiva Valdovinos; Marcos Riera Hünter y José E. Ríos Cabrera, en su Sala de Audiencias y Público Despacho, por ante mi el Secretario Autorizante, se trajo a acuerdo el expediente con la portada que se expresa más arriba caratulado: “EMPRESA DE TURISMO Y TRANSPORTE CABAÑAS S.A. C/ MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES”.-

Previo el estudio de los antecedentes del caso, el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de Asunción, primera sala, resolvió plantear y votar la siguiente.

CUESTIÓN:
¿Es justa la Sentencia en alzada?

A la única cuestión planteada, el Magistrado doctor Riera Hünter dijo: Antes que nada, cabe distinguir claramente la diferencia que existe entre un Juicio de amparo constitucional de pronto Despacho y la pretensión que ha sido formulada por la parte actora, en este juicio, según el Instrumento de fs. 17 de estos autos.

Por el juicio de Amparo de pronto despacho, se pretende, únicamente y exclusivamente, que la parte demandada: (órgano administrativo), a la cual se le ha cursado una Petición, se pronuncie respecto de la misma, sea concediéndola o denegándola, según corresponda a fin de dar cumplimiento al Derecho consagrado en el Art. 40 de la Constitución nacional. En cambio, por el pedido que se encuentra formulado en el Instrumento de fs. 17, la parte que lo presentó pretende de la autoridad administrativa requerida que le conceda la ampliación del itinerario, autorizado a la Empresa hasta el Municipio de Villa Elisa.

Fácil es comprender, por consiguiente que el Amparo de pronto despacho solo pretende un pronunciamiento de la autoridad Administrativa a la cual se le ha formulado un pedido (ver fs. 20), en tanto que el pedido de fs. 17, hace relación a la cuestión de Fondo respecto de la cual debe pronunciarse la autoridad requerida.

En el caso de autos, se advierte que el Juzgador de la Instancia inferior, ha incurrido en error de apreciación al perder de vista la distinción efectuada precedentemente, por cuanto que, como fundamento para desestimar el Amparo de pronto despacho promovido, sostuvo que "a la fecha la notificación de la acción de amparo, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones ya no es la autoridad del Transporte, por lo que la demanda deberá instaurarse contra la Dinatran para resolver la cuestión sometida por la Empresa, a resolución de la autoridad de Transporte". Pero se reitera, una cosa es peticionar Amparo de pronto despacho, que implica exigir un pronunciamiento (el que corresponda), y otra muy diferente es el pronunciamiento de la cuestión de Fondo que contiene la petición al órgano administrativo. Independientemente de cual sea el organismo competente para expedirse respecto del pedido de la Empresa accionante, lo real y lo concreto es que la misma ha radicado una petición ante el Ministerio accionado, petición que merece un pronunciamiento del mismo, a fin de satisfacer no solamente la expectativa del administrado, quien podrá cuestionar eventualmente la determinación ante la Jurisdicción contencioso-administrativa, sino también para mantener la vigencia de la Constitución, que en el Art. 40 impone el deber de las autoridades de expedirse ante el ejercicio del Derecho de petición.

La omisión en el pronunciamiento (que en este caso particular, no tiene plazo, como lo reconoce la propia parte accionada), importa violación de Norma constitucional, que lesiona el Derecho, consagrado a favor del peticionante o administrado, a quien se le niega el derecho de cuestionar la Resolución administrativa por la vía pertinente. Por lo demás, no existen vías legales previas (administrativa o paralelas), que el peticionante deba agotar antes de transitar por el procedimiento breve y sumario del Amparo constitucional, circunstancia que, tal como ya lo ha sostenido esta Magistratura en precedentes similares, en coherencia con la Doctrina, abre las puertas del Amparo aún cuando no haya urgencia. Ello es así porque en caso contrario, se estaría negando el Derecho a la jurisdicción, que también constituye un derecho de Rango constitucional, que en las sociedades civilizadas debe ser garantizado con criterio amplio, a fin de impedir la Justicia por mano propia, extremo que constituye la denegación del Estado de Derecho, republicano y constitucional.

Los fundamentos anteriormente enunciados, conducen a la conclusión de que el Amparo de pronto despacho debe ser acogido favorablemente.

Ahora bien, en cuanto a la decisión del Juez a-quo de ordenar el levantamiento de la Medida cautelar que ha sido decretada en estos autos, por providencia de fecha 29 de noviembre del 2000 (fs. 21), se estima que dicha determinación se halla ajustada a Derecho, por cuanto que dicha Medida cautelar nunca debió haber sido decretada en un Juicio de amparo de pronto despacho, en el cual, se vuelve a insistir, no se pretende el dictamiento de medidas Judiciales, en relación a la cuestión de fondo que plantea la petición formulada por el peticionante, sino el pronunciamiento mismo respecto del Acto de petición, en sentido que judicialmente corresponda.

En consecuencia, por los fundamentos expresados, corresponde que el Tribunal resuelva: 1) revocar, con costas el apartado 1° de la Sentencia en grado de Recurso, haciendo lugar, consiguientemente, al Amparo de pronto despacho promovido por la parte actora contra el M.O.P.C., que deberá expedirse, como corresponda en Derecho, respecto de la petición que ha sido formulaba por la actora, conforme el Instrumento de fs. 17 de estos autos, en el plazo de cinco días de la notificación pertinente bajo apercibimiento de Ley. 2) Confirmar el apartado segundo, de la sentencia recurrida. Así voto.

A sus turnos, los doctores Ríos Cabrera y Paiva Valdovinos, manifestaron que se adhieren al voto del doctor Riera Hünter, por sus mismos fundamentos.

Con lo que terminó el acto, firmando los Sres. Magistrados por ante mí de que certifico, quedando acordada la sentencia que sigue a continuación:

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 115

Asunción, 5 de Diciembre de 2001.

VISTO: Por lo que resulta de la votación, que instruye el acuerdo precedente y sus fundamentos,

EL TRIBUNAL DE APELACIÓN EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE LA CAPITAL
PRIMERA SALA
RESUELVE:

REVOCAR, CON COSTAS, el apartado 1°, de la Sentencia en alzada, con el alcance expresado en el cuerpo de la presente resolución.

CONFIRMAR el apartado 2°, de la Sentencia apelada.

ANOTAR, registrar, notificar y remitir copia a la Excma. Corte Suprema de Justicia.

Rodolfo Ehrecke Lührs - Secretario
Oscar Augusto Paiva Valdovinos
Marcos Riera Hünter
José E. Ríos Cabrera


(cz)

Buscas algo?

Escribe la frase o numero de documento que haga referencia a lo que estas buscando

Búsqueda por Filtro Cronologico

Selecciona el tipo y año de la disposición que estas buscando...

Clientes de Alianza Consultores

Clientes de Alianza Consultores

Cotizaciones de Monedas

Moneda Compra Venta
 DÓLAR 4.440 4.490
 PESO AR 400 450
 REAL 1.870 1.950
 PESO UY 190 280
 EURO 6.000 6.200

 

ALIANZA CONSULTORES TRIBUTARIOS
Tel: +59521 2381490 - Fax: +59521 208778 - info@leyes.com.py
Herminio Giménez (ex Fulgencio R. Moreno) N° 2088 esq. Mayor Bullo (Ver mapa)

Todos los derechos Reservados - Exclusión de responsabilidad