LEYES.com.py - Legislación para todos

Acceso a Miembros

Registrate Olvide mi clave!.
ACUERDO Y SENTENCIA Nº 45/05

“GALERÍAS GUARANÍ S.A. C/ DIRECCIÓN GENERAL DE ADUANAS”.

En la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción, Capital de la República del Paraguay, a los días dieciséis del mes de mayo del año dos mil uno, estando presentes los Excmos. Señores Miembros del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, cuarta sala, Raúl Gómez Frutos, Basilicio D. García y Raúl Gómez Frutos, en su Sala de Audiencias y Público Despacho, por ante mi el Secretario Autorizante, se trajo a acuerdo el expediente con la portada que se expresa más arriba caratulado:”GALERÍAS GUARANÍ S.A. C/ DIRECCIÓN GENERAL DE ADUANAS”.-

Previo el estudio de los antecedentes del caso, el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, cuarta sala, resolvió plantear y votar la siguiente.

CUESTIONES:
¿Es nula la sentencia recurrida?
En caso contrario, ¿es ella justa?

A la primera cuestión, el Miembro preopinante dijo: Que el recurso de nulidad, no se encuentra previsto en la tramitación de los Juicios de amparo, en razón de que el Juez a petición de parte o de oficio, subsanará todos los vicios o irregularidades del procedimiento, asegurando dentro de la naturaleza sumarísima de este juicio, la vigencia del principio de contradicción, por lo que no debe estudiarse el recurso interpuesto, pudiendo resolverse por otro lado las nulidades existentes en el estudio del Recurso de Apelación en que se encuentran implícito. Voto en consecuencia por la negativa de la primera cuestión. Es mi voto.

A sus turnos los miembros Basilicio D. García Ayala y Eusebio Melgarejo Coronel, manifestaron que se adherían al voto que antecede por sus mismos fundamentos.

A la segunda cuestión el abogado Gómez Frutos dijo:

Que cuando se desempeñaba en el cargo de Juez de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial del Séptimo turno, cometió varios errores como el que considera que lo hizo el Juez a-quo, concediendo medidas como la dictada en la sentencia apelada, recordando el caso Cóndor S.A., en que considerando las sumas considerables de dinero que la empresa paraguaya representante de la marca Mercedes Benz debía inmovilizar adquiriendo autorepuestos de diferentes modelos y años de fabricación, que formaba personales técnicos capacitados, enviándolos a estudiar y trabajar a la fábrica de Alemania, que debía disponer de maquinarias de precisión, etc., todos estos hechos, le daban el suficiente derecho de impedir como única representante en el Paraguay, que otras empresas o personas importaran los productos de la fábrica Mercedes Benz, sin su autorización, o sin que se le reconociera su porcentaje de comisión por los trabajos realizados en favor de la marca, hasta que fallos dictados en los juicios: "Philips del Paraguay". A. I. N° 705 de fecha 30 de Agosto de 1990, dictado por el Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial del 6° Turno, confirmado por el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial y "Cinco Estrellas S.R.L. c/ la firma James Buchannan & Company Limited s/ cumplimiento de contrato y restitución de gastos", el máximo Tribunal de la República, integrado en ese entonces por los doctores Pucheta Ortega, Pusineri, Sosa y González Domínguez, manifestando adherirse al voto del Miembro preopinante doctor Delgado Von Leppel, me convencieron que estaba errado, porque las medidas ordenadas no se dirigen a persona determinada, invocándose en forma abstracta intereses subjetivos, no pudiéndose mediante la vía de la medida cautelar prohibir la introducción al país de productos de determinada marca, sin invocarse falsificación o adulteración, estableciéndose prohibiciones erga omnes, no estando prevista en el C.P.C. dicha prohibición, lo que les da un criterio anómalo y arbitrario al tratar por ese medio, de conseguir de manera encubierta monopolizar un mercado de modo ilegítimo e inconstitucional, ya que son productos adquiridos legalmente en otros países, violando los preceptos que garantizan la libertad de comercio y prohíben las combinaciones tendientes al monopolio, prohibido expresamente por nuestra Carta Magna.

Estoy convencido que no se puede disponer del mercado paraguayo, cuando se trata de mercaderías introducidas legalmente, es decir por las aduanas, y cuando no existe falsificación o adulteración, debiendo arbitrarse por las propietarias de las marcas que tienen protección dentro del país y fuera de él, el modo de compensar de alguna manera a la empresa paraguaya que trabaja por una marca determinada, que la impone en el mercado paraguayo y que la representa dignamente, problema éste que escapa a la finalidad de un juicio como el de Amparo, pero que debe sin lugar a dudas tenerse en cuenta por los titulares de marca, ya sea dándole un precio más atractivo a sus representantes exclusivos o vendiéndoles solamente a ellos en el extranjero. Admitir lo contrario u obligar al pago en el territorio de destino de alguna comisión, sería inconstitucional y constituiría un ejercicio abusivo del derecho de representación, siempre y cuando se traten de productos genuinos, ya que el contrato de representación, y suponiendo su validez, no puede perjudicar al importador legal, por hallarse sus efectos limitados estrictamente a las partes contratantes, no pudiendo los terceros ser alcanzados por sus efectos, debiendo seguirse por los jueces de Primera Instancia la opinión del Miembro de Corte preopinante en el fallo últimamente mencionado, que dice expresamente: "Es conveniente dejar constancia de que los jueces y tribunales deben ser prudentes en la concesión de ese tipo de medidas cautelares, prácticamente innominadas, como es dejar sin efecto "in límine litis" contratos concertados con terceros, sin tener facultad cautelar genérica, que —en mi opinión— (dice el doctor Von Lepel) configuran un flagrante abuso del Derecho".

Voto en consecuencia, por la negativa de la segunda cuestión, debiendo revocarse en todas sus partes, la sentencia apelada, por ser injusta, y estar en contra de lo normado en el Art. 107 de la Constitución Nacional que reza: De la libertad de Concurrencia. Toda persona tiene derecho a dedicarse a la actividad económica lícita de su preferencia dentro de un régimen de igualdad de oportunidades. Se garantiza la competencia en el mercado. No serán permitidas la creación de monopolios y el alza o la baja artificiales de precios que traben la libre concurrencia. La usura y el comercio no autorizados de artículos nocivos, serán sancionados por la Ley Penal", así como contra el hecho notoria de que no puede disponerse del mercado paraguayo por el propietario de una marca, cuando son adquiridas en el extranjeros mercaderías lícitas originales, importadas legalmente, lo que permite que las mismas circulen libremente dentro del territorio de la República.

Las costas deben imponerse en el orden causado, porque el actor pudo en un momento dado, haberse creído con derecho a iniciar esta acción y solicitar la prohibición conseguida en primera instancia, cayendo dentro de la excepción prevista en el Art. 193 del C.P.C. Es mi voto.

A sus turnos, los miembros Basilicio D. García Ayala y Eusebio Melgarejo Coronel, manifestaron que votaban en igual sentido que el preopinante y por los mismos fundamentos.

Con lo que terminó el acto, firmando los Sres. Magistrados por ante mí de que certifico, quedando acordada la sentencia que sigue a continuación:

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 45

Asunción, 16 de mayo de 2001.

VISTO: Por lo que resulta de la votación que antecede y el mérito que ofrece el acuerdo precedente y sus fundamentos,

EL TRIBUNAL DE APELACIÓN EN LO CIVIL Y COMERCIAL
CUARTA SALA
RESUELVE:

NO HACER LUGAR al recurso de nulidad.

Hacer lugar al recurso de apelación y en consecuencia revocar en todas sus partes la sentencia apelada por ser injusta y no tener el Juez facultad cautelar genérica, así como por contravenir el Art. 107 del C.N.

IMPONER las costas, en el orden causado.

ANOTAR, registrar, notificar y remitir copia a la Excma. Corte Suprema de Justicia

Ante mí:
Lidia Báez Fleitas - Secretaria
Raúl Gómez Frutos
Basilicio D. García
Raúl Gómez Frutos.

 

Buscas algo?

Escribe la frase o numero de documento que haga referencia a lo que estas buscando

Búsqueda por Filtro Cronologico

Selecciona el tipo y año de la disposición que estas buscando...

Clientes de Alianza Consultores

Clientes de Alianza Consultores

Cotizaciones de Monedas

Moneda Compra Venta
 DÓLAR 4.290 4.370
 PESO AR 300 360
 REAL 1.800 1.890
 PESO UY 170 250
 EURO 5.800 6.000

 

ALIANZA CONSULTORES TRIBUTARIOS
Tel: +59521 2381490 - Fax: +59521 208778 - info@leyes.com.py
Herminio Giménez (ex Fulgencio R. Moreno) N° 2088 esq. Mayor Bullo (Ver mapa)

Todos los derechos Reservados - Exclusión de responsabilidad