LEYES.com.py - Legislación para todos

Acceso a Miembros

Registrate Olvide mi clave!.
Acuerdo y Sentencia N° 994/02

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 994/02

JUICIO: "DAMIÁN YEGROS C/SEBASTIÁN MAQUEDA S/USUCAPIÓN".

 

En la ciudad de Asunción, Capital de la República del Paraguay, a los veinticinco días del mes de setiembre del año dos mil dos, estando reunidos en la Sala de Acuerdos de la Corte Suprema de Justicia los Señores Ministros de la Sala Civil y Comercial, Doctores ANTONIO FRETES, ENRIQUE SOSA ELIZECHE y BONIFACIO RÍOS ÁVALOS, ante mí, el Secretario autorizante, se trajo al acuerdo el expediente caratulado: "DAMIÁN YEGROS C/SEBASTIÁN MAQUEDA S/USUCAPIÓN", a fin de resolver los recursos de apelación y nulidad interpuestos por el Abogado Alfonso Machuca Oviedo, Mat. 2362 contra el Acuerdo y Sentencia N° 53 del 23 de mayo de 2001, dictado por el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Cuarta Sala de la Capital.

Previo estudio de los antecedentes del caso, la Corte Suprema de Justicia, Sala Civil y Comercial, resolvió plantear y votar las siguientes

CUESTIONES:

¿Es nula la sentencia apelada? En caso contrario, ¿está ella ajustada a derecho?
Practicado el sorteo de ley para determinar el orden de votación, dio el siguiente resultado: FRETES, SOSA ELIZECHE y RÍOS ÁVALOS.

A la primera cuestión planteada, el Doctor FRETES dijo: El recurrente no ha fundado este recurso por lo que debe declararse desierto el recurso. Tampoco se observan vicios en la sentencia ni en el procedimiento que motiven la declaración de oficio de la nulidad por lo que voto por la negativa de la primera cuestión.

A su turno, los Doctores SOSA ELIZECHE y RÍOS ÁVALOS manifestaron que se adhieren al voto del Ministro preopinante por sus mismos fundamentos.

A la segunda cuestión planteada, el Doctor FRETES prosiguió diciendo: Por S.D. N° 418 del 6 de junio de 2000, del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la Capital, del 9o Turno, se resolvió no hacer lugar a la demanda de usucapión promovida por Damián Yegros contra Sebastián Maqueda, con relación al inmueble individualizado como Finca N° 277 de Itacurubí de la Cordillera.

Por Acuerdo y Sentencia N° 53 del 23 de mayo de 2001, el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Cuarta Sala de la Capital, resolvió revocar la S.D. N° 418 del 6 de junio de 2000 por considerar que el demandado reconoció la posesión de la res litis por parte del actor y que la prueba testimonial demostró la posesión por más de 20 años.

La parte demandada apela arguyendo que en la sentencia recurrida el Tribunal no valoró correctamente las distintas pruebas obrantes en autos y que se inclinó notoriamente a favor de la parte actora.

El Abog. Juan Ramón Bueno Jara, Mat. 2149, en representación de la actora, contesta el traslado del recurso manifestando que existe la presunción de la posesión de la res litis por parte de su representado desde 1983, como lo ha considerado el Tribunal. Ella surgirá de la Escritura Pública N° 2 de fecha 8 de julio de 1983 por la cual "se vende y transfiere al comprador el resto del inmueble", lo que indicaría que existía otro ocupante. Asimismo, solicita la confirmación del Acuerdo y Sentencia recurrido por haber valorado correctamente las pruebas y estar ajustado a derecho.

En el juicio de usucapión, es norma proceder con criterio restrictivo, en atención a las razones de orden público interesadas.

En esta instancia, primordialmente se debe recordar que es criterio sentado por esta Corte el sostener que no procede la usucapión parcial de un inmueble salvo el caso de que fuera una usucapión promovida por todos los poseedores de un mismo inmueble habiendo cumplido los requisitos necesarios para la usucapión todos y cada uno de ellos. Esta opinión fue sustentada por la Sala Civil y Comercial de la Corte, en numerosos fallos, entre los que se puede citar el Acuerdo y Sentencia N° 702 del 16 de diciembre de 1999 y el Acuerdo y Sentencia N° 89 del 11 mayo de 1995. Situación análoga en excepción podría darse en la eventual demanda de usucapión de una propiedad por pisos y departamentos en la cual podría adquirirse por usucapiónuna parte de ella correctamente identificada, situación ajena a este caso. Fuera de estos casos no procedería una usucapión parcial.

La usucapión parcial no es admisible en virtud del mismo art. 1989 que estable: "El que poseyere ininterrumpidamente un inmueble...", excluyendo la posibilidad de la procedencia de la usucapión parcial derivada de la posesión exclusiva de sólo parte de un inmueble, por compartir la posesión de la totalidad del mismo con otros poseedores, como en este caso. Resulta evidente que tampoco podría prescribir la persona que ocupe parte de una propiedad como una habitación, depósito, oficina, etc. si reconoce la posesión mediata del propietario u otro poseedor.

En el caso de autos, el actor pretende adueñarse de 2 hectáreas de un inmueble cuya superficie abarca más de 15 hectáreas en la cual existían explotaciones por parte del demandado. Por tanto, no puede hacerse lugar a la demanda por usucapión al no hallarse cumplido el requisito de la posesión inequívoca y exclusiva de la res litis por parte del actor, requisito indispensable para el curso favorable de la acción.

Esta tesis se ve reforzada además por el hecho de que pueden notarse en autos algunas incoherencias en la prueba documental de la res litis relativas principalmente a su superficie. Así el actor en la demanda se manifiesta que el inmueble en su totalidad mide 15 Ha. 315 m2 (fs. 12); en escritura pública: 15 Ha. 300 m2 (fs. 22); en escritura pública: 15 Ha. 3015 m2. (fs. 30); en boleta de impuesto inmobiliario: 15 Ha. 987 m2. (fs. 32); afectando incluso la correcta individualización del inmueble, también necesaria para la protección de la usucapión.

Por tanto, por las razones expuestas, corresponde revocar el Acuerdo y Sentencia recurrido, y en consecuencia confirmar los apartados dos y tres de la sentencia de primera instancia, con costas. Es mi voto.

A su turno, el Doctor SOSA ELIZECHE manifestó que se adhiere al voto del Ministro preopinante por sus mismos fundamentos.

Ampliación del Doctor RÍOS ÁVALOS: En el caso que nos ocupa el Sr. Damián Yegros promovió la acción ordinaria para usucapir contra el señor Sebastián Maqueda por una fracción de terreno, de dos hectáreas, ubicado en el lugar "Cariy Loma" del Distrito de Itacurubí de la Cordillera correspondiente a una fracción mayor de quince hectáreas. Cabe apuntar que respecto a la usucapión parcial de los inmuebles existen opiniones contradictorias, pues en rigor no todas las veces la posesión coincide con los datos comprendidos en los títulos dominiales, de allí la exigencia en otras legislaciones de la práctica de una mensura previa de la posesión, en razón de que el efecto de la sentencia será declarativa de la situación preexistente por lo que el título como causa derecho no podrá ir más allá de la posesión.

En el subjúdice se planteó la demanda por una fracción menor, bien delimitada, sin embargo, las instrumentales acompañadas por el actor obrante a fs. 1 al 7 son notoriamente insuficientes como para poder sostener la procedencia de la acción instaurada, que trae aparejada la extinción del dominio para el propietario. En efecto, la Ley N° 125/91 exige que para dar trámite a un juicio de usucapión se deberá acompañar el pago al día de los impuestos inmobiliarios y su certificado de no adeudar impuestos, si bien podría considerarse tal requisito al solo efecto tributario, empero establece una prohibición de dar trámite a los casos de juicio por usucapión, además el pago de los impuestos constituye una de las pruebas más elocuentes de la intención del poseedor. Finalmente el art. 66 de la citada ley tributaria dispone: "No podrá tener curso ninguna diligencia o gestión judicial o administrativa relativa a inmuebles, así como tampoco la acción pertinente a la adquisición de bienes raíces por vía de la prescripción, si no se acompaña el certificado previsto en el art. 64", en consecuencia también llego a idéntica conclusión que el Ministro preopinante.

Con lo que se dio por terminado el acto, firmando SS.EE., todo por ante mí, que certifico, quedando acordada la sentencia que sigue:

Ministros: Antonio Fretes, Enrique Sosa Elizeche, Bonifacio Ríos Ávalos. Ante mí: Alfredo Benítez Fantilli, Secretario Judicial.

SENTENCIA NÚMERO: 994

Asunción, 25 de setiembre de 2002

VISTO: Los méritos del Acuerdo que antecede, la

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA CIVIL Y COMERCIAL

RESUELVE:

1°) DECLARAR DESIERTO el recurso de nulidad.

2°) REVOCAR el Acuerdo y Sentencia N° 53 del 23 de mayo de 2001, del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de la Capital, Cuarta Sala, y en consecuencia confirmar los apartados segundo y terceros de la S.D. N° 418 del 6 de junio de 2000 del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Noveno Turno de la Capital, con costas.

3°) ANOTAR, REGISTRAR Y NOTIFICAR.

Ministros: Antonio Fretes, Enrique Sosa Elizeche, Bonifacio Ríos Ávalos.
Ante mí: Alfredo Benítez Fantilli, Secretario Judicial.

(FLM)

Buscas algo?

Escribe la frase o numero de documento que haga referencia a lo que estas buscando

Búsqueda por Filtro Cronologico

Selecciona el tipo y año de la disposición que estas buscando...

Clientes de Alianza Consultores

Clientes de Alianza Consultores

Cotizaciones de Monedas

Moneda Compra Venta
 DÓLAR 4.380 4.480
 PESO AR 430 475
 REAL 1.900 1.970
 PESO UY 190 280
 EURO 5.900 6.220

 

ALIANZA CONSULTORES TRIBUTARIOS
Tel: +59521 2381490 - Fax: +59521 208778 - info@leyes.com.py
Herminio Giménez (ex Fulgencio R. Moreno) N° 2088 esq. Mayor Bullo (Ver mapa)

Todos los derechos Reservados - Exclusión de responsabilidad