LEYES.com.py - Legislación para todos

Acceso a Miembros

Registrate Olvide mi clave!.

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 73/10

"BANCO NACIONAL DE TRABAJADORES (EN QUIEBRA) C/ WIDILFO MARCIAL ROLON GONZALEZ Y OTROS S/ ACCIÓN EJECUTIVA".

 

En la Ciudad de Nuestra Señora de la Asunción, Capital de la República del Paraguay, a los cinco días del mes de noviembre del año dos mil Diez, estando reunidos en la Sala de Acuerdos del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de la Capital Primera Sala, los Excelentísimos Magistrados, DR. MARCOS RIERA HUNTER, DR. OSCAR AUGUSTO PAIVA VALDOVINOS y VALENTINA NUÑEZ GONZALEZ, bajo la presidencia del primero de los nombrados, ante mí, el Secretario autorizante, se trajo a acuerdo el expediente caratulado: "BANCO NACIONAL DE TRABAJADORES (EN QUIEBRA) C/ WIDILFO MARCIAL ROLON GONZALEZ Y OTROS S/ ACCIÓN EJECUTIVA", a fin de resolver los recursos de apelación y nulidad contra la S.D. N° 16 de fecha 11 de febrero de 2.008, dictado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Tercer Turno.

Previo estudio de los antecedentes del caso, el Tribunal resolvió plantear y votar la siguiente;

CUESTIONES:

Es nula la sentencia recurrida?

En caso contrario, es ella justa?

Practicado el sorteo de ley, este, arrojó el siguiente orden de votación: Preopinante; el Magistrado Dr. OSCAR AUGUSTO PAIVA VALDOVINOS, VALENTINA NUÑEZ GONZÁLEZ y Dr. MARCOS RIERA HUNTER.

A LA PRIMERA CUESTION PUNTEADA EL MAGISTRADO OSCAR AUGUSTO PAIVA VALDOVINOS DIJO: el recurrente no ha fundado este recurso, y como no se observan vicios la resolución recurrida que ameriten la declaración de nulidad de oficio, corresponde que este recurso sea declarado desierto.
ASÍ VOTO.

A SUS TURNOS LOS MAGISTRADOS VALENTINA NUÑEZ GONZÁLEZ Y DR. MACOS RIERA HUNTER manifiestan que se adhieren al voto del Magistrado Oscar Augusto Paiva Valdovinos por compartir sus mismos fundamentos.

A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA EL MAGISTRADO OSCAR AUGUSTO PAIVA VALDOVINOS DIJO: con la S.D. N°: 16 del 11 de febrero de 2.008, el Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Tercer Turno de la Capital, Secretaría N°: 5, resolvió: "1- NO HACER LUGAR, con costas, a las Excepciones de Litispendencia, Prescripción e Inhabilidad de Título, opuestas por el Abog. Teodoro Méndez, en representación de la parte demandada, por improcedentes. II- LLEVAR ADELANTE la ejecución que promueve el BANCO NACIONAL DE TRABAJADORES (EN QUIEBRA) contra los Sres. WIDILFO MARCIAL ROLON E IGNACIA IBARRA DE ROLON, hasta que la acreedora se haga íntegro pago del capital reclamado, más intereses, costos y costas del juicio.

Contra la referida sentencia ser alza el abogado Teodoro Méndez Rodríguez, representante convencional de Widilfo Marcial Rolón e Ignacia Ibarra de Rolón, quién expresó agravios en los términos del escrito agregado a fojas 50/51 de autos. El recurrente cuestionó el fallo diciendo que: (1) el A-quo, al rechazar la excepción de litis pendencia incurrió en un error de apreciación y valoración de las pruebas, puesto que, conforme lo informa la Actuaria, las copias presentadas por el mismo fueron autenticadas por en Secretaria, omitiéndose, únicamente, el sellado de las mismas. Agrega que existe plena identidad de sujetos, objeto, y causa entre el juicio que nos ocupa y el caratulado "RECONSTITUCIÓN DEL EXPEDIENTE: BANCO NACIONAL DE TRABAJADORES c/ WIDILFO MARCIAL ROLON E IGNACIA IBARRA DE ROLON s/ JUICIO EJECUTIVO", y que el ejecutante admitió, expresamente, la existencia de este último juicio; (2) en cuanto al rechazo de la excepción de prescripción, el apelante sostuvo que el A-quo no advirtió que la obligación reclamada fue instrumentada en un pagaré cuyo vencimiento se produjo el 10 de julio de 1.993, por lo que, incluso, en la primera acción intentada la obligación ya se encontraba prescripta; y (3) finalmente, con respecto al rechazo de la excepción de inhabilidad de título, el recurrente nos refiere que el certificado de deuda debió ser refrendado por el Presidente y el Gerente de la Entidad Bancaria, puesto que la obligación reclamada venció antes de la declaración de quiebra. Con estos argumentos, el apelante peticiona la revocación del fallo en revisión.

La abogada Olivia Melgarejo C., representante convencional del Banco Nacional de Trabajadores (en quiebra), se presentó en esta Instancia a controvertir los agravios expuestos por el apelante. En lo medular, sostuvo que el recurrente autenticó las copias presentadas por el mismo tardíamente, luego de que en esta contienda se haya dictado sentencia definitiva, y que la supuesta confesión de parte no lo eximía de probar el hecho alegado. La contestataria agrega que el Certificado de Deuda presentado a ejecución cumple con todas las formalidades legales. Culmina su presentación solicitando la confirmación de la sentencia en revisión.

Antes de entrar al estudio de las cuestiones planteadas, se debe precisar que los accionados, al oponer excepciones, plantearon, en primer término la excepción de litis pendencia; y en un plano subsidiario las excepciones de prescripción e inhabilidad de título. La forma de oponerse estas excepciones nos parece acertada desde que la excepción de litis pendencia, de resultar procedente se constituiría en un obstáculo procesal para la procedencia de las demás defensas articuladas.

Coherente con estas consideraciones, se analizará, en primer término las críticas vertidas por el apelante con respecto a los argumentos que motivaron al Juzgador Inferior para resolver el rechazo de la excepción de litis pendencia.

Del estudio de las constancias en autos, se puede inferir que el A-quo rechazó esta defensa por considerar que las instrumentales presentadas por los accionados no podrían ser validadas como elementos probatorios por tratarse de copias simples.

Sin embargo, a instancia de los ejecutados, se generó un informe refrendado por la Actuaria en el que se hace notar al Juez que las copias agregadas a fojas 25 al 29 fueron autenticadas por el Oficial de Secretaría. Al peticionar este informe, el recurrente explicó que las copias agregadas fueron autenticadas, pero que en esa ocasión se omitió el sellado de las mismas con la inscripción "es copia fiel del original".

Tampoco se puede descartar el argumento de que el ejecutante, al contestar la excepción de litis pendencia, no negó la existencia de un juicio anterior, simplemente, se limitó a decir que se trata de un juicio iniciado hace seis años, y que las copias presentadas por los excepcionales no podrían ser consideradas en el fallo por la falta de autenticación de las mismas. Es decir, se reconoció la existencia del primer juicio.

En estas condiciones se puede concluir que, el Juez Inferior basó su fallo en una premisa falsa, lo que quedó demostrado con el informe elevado por la Actuaria y consolidado con la posición procesal del actor al contestar la excepción.

Entonces, para discernir la procedencia de la excepción de litis pendencia debemos incorporar al análisis las instrumentales agregadas a fojas 25 al 29.

Estos elementos probatorios nos dan cuenta de que el Banco Nacional de Trabajadores ya había iniciado un juicio ejecutivo contra tos demandados en este juicio. También se puede concluir que el crédito reclamado deriva del préstamo N°: 00100324/1, que es la misma operación que fundó la expedición del certificado de deuda presentado por el actor en este juicio.

Esta puntualización indica que entre ambos juicios existe identidad de sujetos, activa y pasivamente, e identidad de causa.

Ahora bien, en lo que respecta al objeto, se advierte que en el primer juicio se reclamó la suma de Gs. 10.396.178., en tanto que en este juicio el monto de la demanda asciende a Gs. 24.023.739. Esta diferencia, en principio indica la inexistencia de la identidad en el objeto.

Sin embargo, se debe hacer notar que el artículo 68 de la Ley 1.229/86 autorizabas la entidad financiera a autogenerar el "Certificado de Estado de Deuda" incluyendo, además del capital, "los intereses comunes y punitorios".-

Esta disposición legal explica la diferencia del monto reclamado en ambos juicios, puesto que la primera demanda se inició el14 de setiembre de 2.001 y la segunda el 13 de diciembre de 2.006, por lo que resulta una obviedad que los intereses generados entre la primera y la segunda demanda fueron agregados al capital al generarse el nuevo certificado de estado de cuentas.

Con estas consideraciones y razones precedentes, se puede concluir que la identidad del objeto también está configurada en el caso que se nos plantea.

En este estado de cosas, el razonamiento expuesto indica y permite concluir que, el caso planteado presenta identidad de sujetos, objeto y causa con respecto al juicio caratulado: "RECONSTITUCIÓN DEL EXPEDIENTE: BANCO NACIONAL DE TRABAJADORES c/ WIDILFO MARCIAL ROLON E IGNACIA IBARRA DI ROLON s/ JUICIO EJECUTIVO", tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Sexto Turno de la Capital.

La excepción de litis pendencia, en estas condiciones, deviene procedente.

Dado el sentido de la conclusión que se adopta con respecto a la excepción de litis pendencia, las demás excepciones no podrían ser objeto de pronunciamiento por parte de este Tribunal Y ello es así, puesto que la excepción de litis pendencia se erige en un obstáculo de procedibilidad, que no solamente impide al juez pronunciarse sobre la procedencia de la ejecución pretendida y las excepciones deducidas en la misma, sino que además obsta a que se formule consideraciones en tomo a estos puntos. Una solución contraria vulneraría la competencia del juez natural quien entiende o entendió en el primer juicio produce el estado de litis pendencia.

En consecuencia, la sentencia en revisión debe ser revocada a los efectos de dar lugar a la excepción de litis pendencia. Asimismo, se debe dejar sin efecto lo resuelto en torno a las excepciones de prescripción, inhabilidad de título, y la procedencia de la presente ejecución.

Se itera, porque estas cuestiones deberán ser resueltas por el Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Sexto Turno de la Capital. En cuanto a las costas del juicio, de conformidad al artículo 192 y 203 inc., b) del C.P.C., las mismas deberán ser soportadas por la parte actora.

ASI VOTO.

A SU TURNO LA MAGISTRADA VALENTINA NUÑEZ GONZÁLEZ; manifiesta que se adhiere al voto del Magistrado Dr. Oscar Augusto Paiva Valdovinos por compartir sus mismos fundamentos.

A SU TURNO EL MAGISTRADO DR. MARCOS RIERA HUNTER DIJO: Corresponde, en primer término, dejar constancia -para lo que hubiere lugar, que estos autos fueron recibidos en el Despacho Judicial de esta Magistratura, por primera vez, el día 28 de octubre del año 2010, despachándose y entregándose de vuelta a la Secretaria del Tribunal al día siguiente, 29 de octubre del año 2010.

En segundo lugar, y en cuanto hace a la cuestión planteada y propuesta a consideración de esta Alzada, cabe anotar que la parte demandada ha opuesto contra el progreso de la ejecución las excepciones de litispendencia, prescripción e inhabilidad de titulo, estas dos últimas en forma subsidiaria, defensas que fueron desestimadas por el Juzgado de Primera Instancia en la sentencia que hoy es objeto de recurso, por la cual, además, se dispuso llevar adelante la ejecución. La primera de las defensas que deben ser objeto de análisis es la litispendencia por cuanto que, de prosperar la misma, se tornaría imposible jurídicamente que el Tribunal pudiera proceder al estudio de las demás (prescripción e inhabilidad de titulo) por cuanto que si lo hiciera estaría ingresando en el terreno de análisis que correspondería al órgano jurisdiccional competente para entender y decidir en el otro juicio ejecutivo pendiente.

En tal sentido, se estima que la excepción de de litispendencia debe ser acogida favorablemente por el Tribunal fundamentalmente por cuanto que la parte demandante, al contestar dicha excepción, manifestó expresamente que el juicio ejecutivo anterior invocado por los demandados tiene existencia real al decir que "Se trata de una reconstitución del año 2003, que hoy está extraviada" (fs. 38). Esta manifestación, tal como lo ha sostenido la parte demandada en esta instancia tiene el efecto de una auténtica y verdadera confesión espontánea que en juicio hace plena prueba, conforme lo dispuesto en el artículo 302, del CPC., El extravío de un expediente no autoriza absolutamente a promover nuevamente otro juicio contra el mismo demandado por la misma causa y por el mismo objeto, puesto que lo que en rigor corresponde es proceder a la reconstitución de los autos, conforme lo dispone el artículo 120 del CPC. Si, por ventura, se extraviaran los mismos autos ya reconstituidos, ello tampoco autoriza al actor o ejecutante a promover otro juicio nuevo, sino que, en tal supuesto, tendrá que proceder a la reconstitución de los autos de reconstitución, procedimiento peculiar que no tiene forma de ser obviado. Lo importante es entender que la pérdida, extravió o sustracción de un expediente judicial no puede fundar la promoción de un nuevo juicio puesto que, en tal caso, se configuran los presupuestos que permiten oponer, como en este caso, la excepción de litispendencia.

A todo lo dicho, es necesario agregar que la triple identidad que funda la figura de la litispendencia (objeto, sujeto y causa) incurre en el caso en estudio, conforme los fundamentos del Conjuez preopinante que, al respecto, ha sido suficientemente explícito, y a los cuales se hace remisión.

Siendo la excepción de litispendencia procedente, no corresponde el estudio de las demás excepciones opuestas por la parte demandada por las razones que antes han sido expresadas, más aun si se tiene en cuenta que la propia parte accionada manifestó en el escrito de excepciones que las defensas de prescripción y de inhabilidad de titulo eran opuestas en forma subsidiaria, (fs. 31), es decir, solamente en el supuesto de que la Magistratura rechazara la excepción de litispendencia.

Admitida esta última defensa, debe rechazarse la ejecución y ordenarse el archivo del expediente, inconsecuencia, por los fundamentos expresados, corresponde que el Tribunal resuelva revocar, con costas, la sentencia en grado de alzada en cuanto resuelve rechazar la de litispendencia opuesta por la parte demandada y llevar adelante la ejecución, admitiéndose dicha excepción y, por ende, desestimándose la ejecución.

ASI VOTO.

Con lo que se dio por terminado el acto, firmando los Sres. Magistrados por ante mí de que certifico, quedando acordada la sentencia que sigue de inmediato.

ACUERDO Y SENTENCIA N° 73/10.

Asunción, 05 de noviembre de 2.010.

VISTO: Lo que resulta de la votación que instruye el acuerdo precedente y los fundamentos en el esgrimidos, el TRIBUNAL DE APELACION EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE LA CAPITAL, PRIMERA SALA;

RESUELVE:

DECLARAR, desierto el recurso de nulidad.

REVOCAR, la S.D. N°: 16 del febrero de 2.008, emanada del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Tercer Turno la Capital, Secretaría N°: 5 y en consecuencia, HACER LUGAR a la excepción de litis pendencia deducida por los demandados; y DEJAR SIN EFECTOS los demás puntos del fallo recurrido.

IMPONER, las costas de ambas instancias a la parte actora.

ANOTAR, registrar y remitir copia a la Excma. Corte Suprema de Justicia.

Ante mí:
Oscar A. Paiva Valdovinos.
Marcos Riera Hunter.
Arnaldo Martínez Rozzano.

Valentina Núñez González.

 

(VC)

Buscas algo?

Escribe la frase o numero de documento que haga referencia a lo que estas buscando

Búsqueda por Filtro Cronologico

Selecciona el tipo y año de la disposición que estas buscando...

Clientes de Alianza Consultores

Clientes de Alianza Consultores

Cotizaciones de Monedas

Moneda Compra Venta
 DÓLAR 4.380 4.480
 PESO AR 430 475
 REAL 1.900 1.970
 PESO UY 190 280
 EURO 5.900 6.220

 

ALIANZA CONSULTORES TRIBUTARIOS
Tel: +59521 2381490 - Fax: +59521 208778 - info@leyes.com.py
Herminio Giménez (ex Fulgencio R. Moreno) N° 2088 esq. Mayor Bullo (Ver mapa)

Todos los derechos Reservados - Exclusión de responsabilidad