LEYES.com.py - Legislación para todos

Acceso a Miembros

Registrate Olvide mi clave!.
Acuerdo y Sentencia Nº 22/10

ACUERDO Y SENTENCIA Nº 22/10

"LUIS FERNANDO CAMPERCHIOLI ESTRAGO C/GILBERTO PALACIOS ACOSTA S/ RESCISIÓN DE CONTRATO POR INCUMPLIMIENTO"

 

En la ciudad de Asunción, República del Paraguay, a los tres días del mes de febrero del año dos mil diez , estando reunidos en Sala de Acuerdos de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia los señores Ministros CÉSAR ANTONIO GARAY, RAÚL TORRES KIMSER Y MIGUEL OSCAR BAJAC, bajo la presidencia del primero de los nombrados, por Ante mi el Secretario autorizante, se trajo al acuerdo el expediente intitulado: "LUIS FERNANDO CAMPERCHIOLI ESTRAGO C/GILBERTO PALACIOS ACOSTA S/ RESCISIÓN DE CONTRATO POR INCUMPLIMIENTO", a fin de resolver los Recursos de Apelación y Nulidad interpuestos por Luis Fernando Campercholi bajo patrocinio de Abogado, contra el Acuerdo y Sentencia Número 61, del 18 de Setiembre del 2008, dictado por el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Primera Sala.

Previo estudio de los antecedentes del caso, la Corte Suprema de Justicia, Sala Civil y Comercial decidió plantear y votar las siguientes:

CUESTIONES:

Es nula la Sentencia Apelada?
En caso contrario, está ella ajustada a Derecho?

Practicando el sorteo de rigor para determinar el orden de votación, dio el siguiente resultado, Miguel Oscar Bajac, Raúl Torres Kirmser y Cesar Antonio Garay.

A LA PRIMERA CUESTIÓN PLANTEADA, EL SEÑOR MINISTRO BAJAC ALBERTINI, dijo: El Sr. Luis Fernando Campercholi ha promovido recurso de apelación y nulidad, en fecha 07 de octubre de 2008 obrante a fs. 77 (fojas setenta y siete). Que, en tiempo y forma el Sr. Luis Campercholi Estrago fundo sus agravios, sin expresar puntualmente los de la nulidad interpuesta, no obstante esta Corte posee la facilitad legal de estudiar las nulidad de oficio en el Recurso de Apelación interpuesto. En este entendimiento en el fallo recurrido no se constatan vicios o defectos que obligatoriamente hagan viable declarar la nulidad de oficio de conformidad a lo dispuesto en los articulo 113 y 404 del Código Procesal Civil, en consecuencia, corresponde declarar desierto el recurso de nulidad.

A SUS TURNOS, LOS MINISTROS RAÚL TORRES KIMSER Y CÉSAR ANTONIO GARAY, Manifestaron: Que se adhieren al voto del ministro preopinante DR. Miguel Oscar Bajac Albertini y por sus mismos fundamentos.-

A LA SEGUNDA CUESTIÓN PLANTEADA, EL SEÑOR MINISTRO BAJAC ALBERTINI, prosiguió diciendo: El Representante convencional del Sr. Luis Fernando Campercholi Estrago, ha fundado su apelación manifestando que se agravia contra el Acuerdo y Sentencia Nro. 61 del 18 d septiembre de 2008 dictado por el Tribunal de Apelaciones del 1er. Turno de la Capital, que en su parte resolutiva decide revocar la S.D. Nro. 533 de fecha 08 de agosto de 2007, entre otros fundamentos ha mencionado: "... al A-quem ha omitido considerar aspectos esenciales con relación a los hechos y derechos contenidos en este juicio y que tuvo como resultado una aplicación desacertada, ligera, injusta y restrictiva del articulo legal invocado por la adversa como fundamento de la resolución hoy impugnada, y que generan a mi parte perjuicios económicos que son susceptibles de una posible reparación posterior veamos porque: La resolución impugnada en su parte resolutiva resolvió: ".... Revocar con costas le sentencie apelada" (sic) podemos apreciar que el a-quem aplico en forma irrestricta el articulo 782 del Código Civil, omitiendo valorar el pacto comisorio contenido en la cláusula sexta del contrato privado suscrito entre las partes (Fs. 3 de autos) pontificado que aquella disposición legal enuncia que "En ningún caso el contrato podrá resolver si se hubiera abonado el 25 % del precio". Si bien es cierto que aparentemente la norma legal es de aplicación restrictiva, que prevalece por una cuestión de prelación sobre los actos jurídicos, y que no se encuentra incluida compraventa de inmuebles" Sic) ; No es menos cierto que el Código Civil al regular la autonomía de la voluntad en su Articulo 715 otorga a las convenciones hechas en los contratos la misma fuerza o rango que la ley misma y que obligan a todo lo que obligan a todo lo que esta expresado, y a todas las consecuencias virtualmente comprendidas; ademase en materia de interpretación de contratos el Código Civil"-. "...De tenerse en cuenta que la deuda ya no puede ser reclamada ejecutivamente porque los pagares ya están prescritos, que tampoco puede ser reclamada por vía de cumplimiento de contrato porque ya sea reclamado la rescisión del mismo, y porque esta plenamente comprobado que el apelante no tiene la menor intención de cumplir con el pago de la deuda porque así ha quedado demostrado... ".

Que, se ha corrido traslado del Recurso de Apelación al Sr. Gilberto Palacios quién es representado por el Abog. Remigio Fernández Amarilla quien ha contestado en los siguientes términos: "En primer lugar debo manifestar a la Excelentísima Corte Suprema de Justicia que el Acuerdo y Sentencia Nro. 61 dictado por el tribunal de Apelación, Primera Sala, por su contundencia y claridad, debe ser confirmado íntegramente, dado que lo argumentos de la adversa se basa mas bien en deseos e imaginaciones, sin ningún argumento legal y de peso que pueda mínimamente sustentar la apelación del fallo cuestionado por el recurrente. Que, el Excelentísimo tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, en su resolución, para revocar la Sentencia Apelada por la parta actora, ha basado su fundamento de que ya se ha abonado casi el 71% del precio total estipulado en el contrato privado suscrito entre las partes por la compra venta de un vehículo y que en esa circunstancia no procede la resolución del referido contrato mencionado lo dispuesto por el Art. 782 del Código Civil…".-

Que, conforme al análisis realizado en autos podemos colegir que el objeto del juicio se centra en la Rescisión de contrato por incumplimiento, en este sentido debemos hacer notar que la Rescisión es considerada como uno de los modos extintivos de los contratos, en palabras del Tratadista Carlos Albeto Ghersi el mismo expresa al referirse a la rescisión que: "...Así como las partes tiene amplitud para darse su propia regulación, es lógico acordarles la facultad de extinguirla voluntariamente. Esta es la acta característica de la rescisión. No depende de los hechos posteriores; es decir, los contratantes deciden un mutuo acuerdo poner fin al vinculo contractual..." Gherci, Carlos Alberto. Contratos Civiles y Comerciales, parte general y especial. Tomo I Pag.272. 5ª Edición actualizada y ampliada.-

Que, es necesario aclarar que la rescisión de los contratos, opera solamente para el futuro y a partir del momento de la manifestación de la voluntad rescisoria. En este sentido en el caso que nos ocupa el Sr. Luis Fernando Campercholi solicita se declare la rescisión del contrato de privado de compraventa del automóvil individualizado como Toyota, tipo Land Cruiser, del año 1992. Chasis Nro. HDJ80-0000754 y Motor Nro. 1HD-030092, firmado con el demandado el 11 de febrero de 2005, el precio de venta del rodado se fijo en la suma total de dólares americanos veinticuatro mil (24.000 U$S), con la entrega inicial de dólares americanos 5.000, el saldo de 19.000 Dólares americanos a ser abonado con la siguiente modalidad a) 15 pagaré de 500 dólares de 500 dólares americanos (total 5.500 dólares americanos); b) un pagare de 3.000 Dólares Americanos; c) un pagare de 500 dólares americanos d) un vehículo usado por un valor de 10.000 dólares americanos.

Que, de la constancia del contrato de compra venta obrante a fojas 1 y siguientes de autos podemos afirmar que en su cláusula sexta el mismo dispone: "...La falta de pago dos cuotas en forma consecutivas producirá la mora del deudor y dará derecho al acreedor a recatar el vehículo vendido por este acto, siendo gastos relacionados al mismo a cargo del deudor, así quedando lo abonado en concepto de indemnización". De conformidad a este acuerdo de voluntades que no es cuestionado en el presente juicio por ninguna de las partes, el recurrente inicia el Juicio de rescisión objeto de estudio, y tras demostrar que el demandado no ha abonado las cuotas pendientes cuyo saldo conforme a las documentaciones obrantes en autos es de la suma de 7.000 U$S (siete mil Dólares Americano), solicita se ejecute la clausula sexta del contrato citado.

Que, en Primera Instancia el pedido ha sido resuelto favorablemente al demandante, pero en segunda instancia ha sido revocada la decisión, por la aplicación de las disposiciones del artículo 782 del Código Civil Paraguayo.

Que, en el considerando de la Resolución de la Cámara de Apelaciones sus miembros sostienen: "...tal cláusula solamente puede tenerse aplicación en tanto y en cuanto la parte compradora del vehículo no haya abonado todavía el 25 por ciento del precio total de la cosa que ha sido objeto de compraventa, porque si como en este caso particular, la parte compradora ha abonado mas del 25 per ciento del precio total (en este caso, caso el 71 por ciento del precio pactado) la rescisión o resolución del contrato ya no puede configurarse por imperio del citado articulo 782 del C.C. que establece que EN NINGÚN CASO puede producirse tal efecto si ha sido abonado el un 25 por ciento total convencida..."(sic. negrita y subrayado nuestro).

Que, ante la aplicación del articulo 782 del C.C. es oportuna su trascripción literal el cual dispone en el texto: "...Cuando el pago del precio debe efectuarse por cuotas, no procederá la resolución del contrato, en ningún caso, toda vez que el comprador haya abonado el veinte y cinco por ciento del precio, o naya efectuado mejoras por un valor que alcance dicho porcentaje, y que no puedan retirarse sin disminución apreciable de su valor...". Como se puede apreciar en un somero análisis de la interpretación realizada por los Magistrados de Segunda instancia, realizan una interpretación extensiva de la norma al aplicar una prohibición que hace referencia solamente en caso de resolución del contrato, no así en caso de rescisión. No se debe perder de vista que las formas de extinción de los contratos se dan por: a) Rescisión, b) Resolución, o c) Revocación; la decisión aplicada por el Tribunal de Apelaciones en el caso en concreto es debida a una aplicación extensiva de la norma establecida en el articulo 782 del C.C, lo cual escapa al objeto de juicio, por lo cual conlleva a una decisión equivocada. En este orden de cosas debemos precisar para mayor comprensión la aplicación extensiva del articulo citado por el Tribunal de Apelaciones en palabras de Ricardo Luis Lorenxetti el concepto de rescisión y resolución; en el primero lo conceptualiza como: "... un acto jurídico unilateral con efectos extintivos. Funciona principalmente en los contratos de duración y fundamento es que una de las partes, o las dos, pueden decidir que no continué más..." y en el segundo, "…la Resolución es un modo extintivo que tienen su fundamento en la correspectividad de la prestación Sn estos casos concurre un hecho sobreviviente que impacta en el equilibrio del negocio y que autoriza a una de le partes a dejarlo sin efecto.." (Ricardo Luis LoTrtado de los Contratos. Parte General, Rubinzal- Culzoni Buenos Aires 2004. Paginas 564 - 567), ante lo cual podemos significar el enunciado prescriptito (norma) no es el adecuado al juicio que nos ocupa.-

Que, no se debe perder de vista que en la formación de los contratos el consentimiento es uno de los requisitos primarios, donde la intención de las partes es la piedra angular que debe ser respetado y salvaguardado por los interpretes de los contratos. Esta posición encuentra sustento en las disposiciones de los articulo 669, 715 y 716 del Código Civil, el cual otorga el respaldo legal a los acuerdos contractuales de las partes lo cual se refleja en el caso que nos ocupa, lo cual es observado puntualmente en la S.D. Nro. 533 de fecha 08 de agosto de 2007, por tanto, es mi opinión revocar, con costas de conformidad al Art. 192 del Código Procesal Civil, el Acuerdo y Sentencia Nº 61 de fecha 18 de septiembre de 2008 dictada por el tribunal de Apelaciones 1o Sala de la Capital. ES MI VOTO.-

A SU TURNO el ministro RAÚL TORRES KIRMSER manifestó: En estos autos se discute la aplicación del Art. 782 del Código Civil, que establece la prohibición de resolver los contratos de compraventa en los que el pago del precio se realice por cuotas periódicas y que la parte compradora haya realizado pagos o mejoras que equivalgan al 25% del preció. En particular, es materia de debate si dicha disposición puede ser aplicada aun cuando se haya estipulado un pacto comisorio expreso en el contrato celebrado entre las partes.-

Sobre este punto, debe destacarse que en nuestro derecho positivo, específicamente en nuestro Código Civil vigente, los términos rescisión y resolución responden a conceptos distintos. El primero hace referencia al ejercicio del derecho de las partes para dejar sin efectos una relación contractual basada en una voluntad incausada o inmotivada -entiéndase cansa o motivación como evento relacionado al contrato y externo a la voluntad de las partes que provoca la decisión-. En este sentido, es empleada la expresión "rescisión" en el Art. 718 de Código Civil:"Las partes pueden extinguir por un nuevo acuerdo los efectos de un contrato anterior, pero la rescisión acordada no perjudicará en ningún caso los derechos adquiridos por terceros, a consecuencia del contrato rescindido". En este artículo surge patente el criterio empleado, la expresión rescisión se emplea para designar la terminación de una relación contractual en virtud de la voluntad de las partes, en forma incausada, es decir, sin expresar una motivo particular.

Entre los ejemplos de rescisión previstos por nuestro Código -si bien no expresamente designados como "rescisión"- podemos mencionar, además, el del inc. b) del Art. 837 y el segundo párrafo del Art. 850, referentes a locación y prestación de servicios.

A partir de lo expresado, puede afirmarse que el caso del "pacto comisorio expreso o tácito" no puede ser asimilado a un supuesto de rescisión contractual, ya que la causa o motivo por el cual nace la voluntad de extinguir el vinculo contractual está dado por el incumplimiento de la prestación debida por una de las partes, lo que priva del interés económico que las mismas tuvieron en consideración al momento de contratar. En este sentido, la redacción del Art. 726 del Código Civil no deja lugar a equívocos: "Las partes pueden pactar que el contrato bilateral se resuelva si una obligación no se cumple en la forma estipulada. En tal caso, el contrato quedará extinguido desde que el interesado haga saber al moroso su decisión de resolverlo".

En suma, es evidente que dentro del sistema del Código, la extinción del contrato fundada en el incumplimiento de una de las partes, aun cuando ello haya sido previsto en una cláusula del acuerdo, corresponde a un supuesto de resolución contractual, por lo que las limitaciones establecidas por el Art. 782 del mismo cuerpo legal le son aplicables.

La distinción entre rescisión y resolución, basada en los diversos efectos que producirían cada una de estas formas de extinción del vinculo contractual sobre las prestaciones cumplidas, no tiene, en nuestro derecho positivo vigente la relevancia reconocida por la jurisprudencia y doctrina argentinas, como consecuencia de las asimetrías legislativas que surgieron en materia contractual con la adopción por nuestro Código del sistema del Código Civil Italiano. Asi, mientras para la jurisprudencia argentina: "La resolución contractual sólo es aplicable a los contratos con prestaciones instantáneas, por más que sean diferidas, pero resulta inaplicable en materia de locaciones. En consecuencia, en este último supuesto sólo será aplicable la rescisión, que produce la extinción del vinculo sin efecto retroactivo y deja firmes las obligaciones reciprocas generales hasta ese momento" (CC0001 LM 403 RSI-66- I 5-6-2003); nuestro código establece que la resolución es aplicable tanto a contratos de tracto sucesivo como a los de prestaciones instantáneas aun cuando una de ellas sea diferida en el tiempo. En los contratos de tracto sucesivo, las prestaciones cumplidas no sufrirán el efecto retroactivo de la resolución; mientras que en aquellos contratos de efecto inmediato, inclusive con prestaciones diferidas, la resolución tendrá efectos retroactivos entre las partes y las prestaciones cumplidas deberán ser restituidas -salvo las excepciones previstas por el Código-, como claramente lo establece el Art. 729 en materia de contratos de tracto sucesivo y el Art. 783 en materia de contrato con efectos inmediatos, pero con prestaciones diferidas. En este sentido, el Art. 783 establece en lo pertinente: "Si la resolución del contrato tiene lugar por incumplimiento del comprador, el vendedor debe restituir las cuotas cobradas, salvo el derecho a una compensación equitativa por el uso de la cosa, además del resarcimiento de todo daño".

Por ello, vale repetirlo, la diferencia entre rescisión y resolución en nuestro derecho positivo reside en el hecho de que las partes decidan poner fin al acuerdo contractual por un mero acuerdo de voluntades, no ligado a una eventualidad en la ejecución del contrato, o en que una de las partes elija exigir la terminación del vinculo contractual como causa del incumplimiento o imposibilidad de cumplir de la otra parte. En el caso del primer supuesto la figura es la rescisión del contrato, mientras que en al segundo se trata de la resolución -independientemente de que la facultad de resolver sea ejercida según el pacto comisorio tácito, previsto por ley, o según el pacto comisorio expreso, acordado por las partes en el contrato; la diferencia según uno y otro caso reside en la forma y el modo, en que se efectúe la resolución.-

Por ello, puede sostenerse que el caso de autos es un típico caso de resolución contractual, independientemente de la designación que le otorguen las partes -esta calificación es de iure, en virtud de lo dispuesto por el inc. e) del Art. 159 del Código Procesal Civil-, fundado en el pacto comisorio expreso celebrado por las partes en el contrato privado de compraventa de vehículo. Las partes acordaron que el pago del precio se realice en forma periódica, en cuotas, y por ende son aplicables las disposiciones del Art. 782 del Código Civil que establecen la prohibición de resolver un contrato cuando el cumplimiento de la parte compradora sea equivalente al 25% del precio pactado en este tipo de contratos -a cuotas-. En virtud de esta norma, el ejercicio de la facultad de la parte vendedora a exigir la resolución del contrato por el incumplimiento de la compradora se extingue una vez que la compradora haya abonado el 25% del precio, o efectuado mejoras por un valor que alcance dicho porcentaje y que estas no puedan retirarse sin disminuir apreciablemente el valor del bien, o cuando la suma de lo pagado y las mejoras alcance el referido porcentaje. Si existe un pacto comisorio expreso, este quedará modificado de derecho por esta disposición, que se impone a la autonomía de las partes. En consecuencia, la parte vendedora solo podría reclamar -ante el evento previsto en la norma- el cumplimiento del contrato más la indemnización de los daños producidos por el retardo del comprador, es decir su mora, pero no la resolución del contrato.

El carácter de orden público de esta disposición normativa se hace patente al hacer una comparación con las fuentes legislativas del Art. 782 del Código Civil; si bien las normas que sirvieron de fuente a nuestro artículo tienen una aplicación más restringida -la entidad del cumplimiento que limita la facultad de resolver el contrato en el Anteproyecto de De Gásperi y en el Código Civil Italiano; o en cuanto al contenido, ya que se limitan los contratos a los cuales es aplicable, por ejemplo: compraventa de lotes a cuotas, en la Ley N° 214/70 que amplia la Ley N° 1257/32.- En este sentido, el Art. 1226 del Anteproyecto de De Gásperi y el Art. 1525 del Código Civil Italiano inician con la expresión: "No obstante pacto en contrario". El Art. 11 de la Ley 214/70 establece: "En los contratos o boletos de compraventa de lotes a plazo no procederá la resolución del contrato cuando el comprador haya abonado el veinte y cinco por ciento"; y el Art. 12 de la misma ley dispone: "El comprador, después de haber abonado el veinte y cinco por ciento (25%) del precio podrá reclamar la escritura traslativa de dominio, siendo esta facultad irrenunciable y nula toda cláusula en contrario". Estos antecedentes más la expresión: "en ningún caso", contenida en el Art. 782 dan clara cuenta del orden público contenido en la norma cuya aplicación es materia de recurso.

Por otra parte, a modo de mayor abundamiento, el hecho de que el contrato no haya sido escriturado, no afecta la aplicabilidad de la presente disposición normativa. Esta garantía a favor del comprador ha sido prevista con el objeto de proteger justamente a quienes hayan celebrado un contrato de compraventa sin obtener la escrituración del mismo. En este sentido, esta Corte, en voto mayoritario, tiene expresado: "Esta disposición normativa fue ideada y creada para ser aplicada a los boletos de compra o contratos privados de compraventa -o preliminares de compraventa- y, en consecuencia, a los preliminares de permuta en forma supletoria por expresa disposición normativa -Art. 802 del Código Civil-. Es por ello que, a pesar de que aún al contrato no se hallaba concertado como un contrato de permuta, es procedente analizar si cabe o no la aplicación del Art. 782 del Código Civil, norma que constituye una limitación a la libertad contractual de las partes en este punto y que no puede ser renunciada por pacto en contrario" (Sala Civil, Ac. y Sent. 81, del 4 de abril de 2008).

En estas condiciones y dado que la entidad del cumplimiento del comprador no es un hecho debatido en autos, corresponde rechazar la demanda de resolución contractual incoada por la vendedora en estos autos. En consecuencia, la resolución apelada debe ser confirmada.-

Las costas de esta instancia deben ser impuestas a la parte perdidosa y actora, en virtud de lo dispuesto por los Arts. 205, 203 inc. a) y 192 del Código Procesal Civil.-

A SU TURNO EL MINISTRO CÉSAR ANTONIO GARAY manifestó: Que se adhiere al voto del Ministro Raúl Torres Krimser por los mismos fundamentos.

Con lo que se dio por finalizado el acto firmando SS.EE. todo por ante mí que certifico, quedando acordada la Sentencia que inmediatamente sigue:

Asunción, 03 de febrero del 2.010

VISTOS: Los méritos del Acuerdo que anteceden, la Excelentísima

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA CIVIL Y COMERCIAL
RESUELVE:

DECLARAR DESIERTO el Recurso de Nulidad interpuesto por Luis Fernando Campercholi Estrago, bajo patrocino de Abogado.-

CONFIRMAR, el Acuerdo y Sentencia Número 61 que en fecha 18 de Septiembre del 2.008 dicto el Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial, Primera Sala.-

COSTAS en esta instancia a la Parta vencida y actora.-

ANOTAR, registrar y notificar.

Ante mí:

Alejandrino Cuevas Cáceres – Secretario
César Antonio Garay
Raúl Torres Kimser
Miguel Oscar Bajac

(CZ)

Buscas algo?

Escribe la frase o numero de documento que haga referencia a lo que estas buscando

Búsqueda por Filtro Cronologico

Selecciona el tipo y año de la disposición que estas buscando...

Clientes de Alianza Consultores

Clientes de Alianza Consultores

Cotizaciones de Monedas

Moneda Compra Venta
 DÓLAR 4.280 4.360
 PESO AR 340 380
 REAL 1.830 1.900
 PESO UY 170 250
 EURO 5.800 6.050

 

ALIANZA CONSULTORES TRIBUTARIOS
Tel: +59521 2381490 - Fax: +59521 208778 - info@leyes.com.py
Herminio Giménez (ex Fulgencio R. Moreno) N° 2088 esq. Mayor Bullo (Ver mapa)

Todos los derechos Reservados - Exclusión de responsabilidad